Carrera 60 72-60, Barranquilla, Colombia

¿CUARENTENA? DÍA #3 UN CORAZÓN COMPROMETIDO A ORAR (Segunda parte) (Demo)

Día #3 Guía de lectura Marzo 23/2020: Santiago 5:16 “La oración del justo es poderosa y eficaz”.

Como vimos en la primera parte de un corazón comprometido a orar, mencionamos que la bendición #1 de la oración es una relación más profunda con Dios. En esta segunda parte veremos otras bendiciones que son nuestras mediante la oración.

Bendición #2 Mayor pureza: La oración nos cambia, y uno de los principales cambios que aporta la oración es una mayor pureza. “Ser más como Cristo es un proceso de crecimiento espiritual que requiere lidiar con el pecado, y tomarse en serio la confesión de los pecados durante el tiempo de oración acelera el proceso, haciendo que purifiquemos nuestras vidas de prácticas que no le agradan a Dios”. Cuando entramos en comunión con Dios, llega a nosotros la convicción de pecado que nos lleva a la confesión, y esa confesión nos limpia y nos conduce a una mayor pureza. 1 Juan 1:9 “si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad”.

Bendición #3 Confianza en la toma de decisiones: ¿Cómo tomas decisiones? La mayoría de nosotros tomamos las decisiones basados en cómo nos sentimos en el momento, es decir, tomamos decisiones físicas y emocionales, no espirituales.

A través de la oración aprendes a esperar antes de tomar decisiones, de modo que tengas tiempo de escribir y/o pensar las decisiones que debes hacer y luego esperar la dirección de Dios.

Bendición #4 Mejora tus relaciones: La oración trae como resultado mejores relaciones con las personas, te preguntarás cómo es eso posible, pues porque, a medida que oras por los demás, encuentras que estos principios de oración son ciertos:

  • No puedes pensar en ti y en los demás al mismo tiempo. (Orar por otros te obliga a pensar en los demás).

  • No puedes odiar a la persona por la que oras. (La oración es un acto de amor que cambia tu corazón).

  • No puedes olvidar a la persona por la que oras. (La oración hace que te preocupes más de los demás al llevarlos en tu corazón).

Bendición #5 Contentamiento: ¿Qué hace que en pocas ocasiones estemos satisfechos, que nos preocupemos por nuestras vidas, que parezca como si todo el mundo tuviera lo que nosotros queremos; que vayamos por el carril lento hacia los logros, las relaciones el crecimiento? Y nuestras listas de desalientos sigue… Pero, gracias a Dios el contentamiento es nuestro.

Piensa por un instante en las cosas por las que te preocupas…..

Ahora veamos cómo las pautas de Dios para el contentamiento nos ayudan a ti y a mí a no preocuparnos:

  • Mateo 6:34 “no se angustien por el mañana”

  • Filipenses 4:6-7 ” No se inquieten por nada; mas bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias”.

  • Filipenses 4:11-13 “He aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre… he aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias… todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Ahora mira esa lista de preocupaciones y piensa en cómo puedes poner en marcha estas pautas que nos da Dios la próxima vez que te preocupes.

¡CUANDO ACEPTES LA INVITACIÓN DE DIOS A ORAR, ÉL TRANSFORMARÁ TU CORAZÓN Y CAMBIARÁ TU VIDA!

Por: Daniela Paola Granados P.

Tomado de “una joven conforme al corazón de Dios”.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

A %d blogueros les gusta esto: