Carrera 60 72-60, Barranquilla, Colombia

¿Cuarentena? A solas con Dios Día #1

Día #1 Guía de lectura: Proverbios 14: 25-27 NTV “El testigo veraz salva vidas, pero el testigo falso es un traidor. Los que temen al Señor están seguros; él será un refugio para sus hijos. El temor del Señor es fuente que da vida, ofrece un escape de las trampas de la muerte”. 

Definitivamente 2020 ha sido un año lleno de muchos acontecimientos negativos para la humanidad. En estos días nos encontramos a la expectativa de qué pasará con la pandemia covid-19. Muchos de nosotros, quizá, nos hayamos visto afectados, ya que para nadie es un secreto que este virus ha traído grandes problemas a la sociedad. Para otros quizá, solo signifique quedarse encerrados en casa sin nada que hacer. Por esta razón, te animo a que estos días de aislamiento social preventivo, saques un espacio (de todo el que tienes) para tener un momento a solas con Dios.

Hoy quiero instarte a que puedas empezar una comunión con el único que es capaz de librarnos de la muerte. Aquel que un día en la cruz murió para darnos salvación y redención; para traernos libertad y sanidad.

¿De qué sirve poner nuestras esperanzas en el mundo, en las cosas materiales, en los hombres? En estos días leí una frase “lo bueno de esta pandemia es que demostró: lo inservible que son las armas, lo débil que es el poder, lo inútil que es la riqueza”. Somos tan frágiles y de esto podemos entender que nuestra única esperanza debe ser Dios, el dueño de todo el universo.

Proverbios 14: 25-27 NTV “El testigo veraz salva vidas, pero el testigo falso es un traidor. Los que temen al Señor están seguros; él será un refugio para sus hijos. El temor del Señor es fuente que da vida, ofrece un escape de las trampas de la muerte”. Este pasaje nos anima a obedecer y poner nuestra confianza en Dios, porque sólo en él encontraremos un lugar de refugio, protección, una fortaleza; una expectativa; un sitio para guardarnos de los días malos.

Es momento de hacer un alto en nuestras vidas, dejar a un lado todo lo que nos ha querido distraer de la realidad; este no es un momento para bromas o para ignorancia; es un momento para acercarnos a Dios y alcanzar misericordia y verdad.

Hoy Dios te dice que aún sigue esperando por ti.

Por: Daniela Paola Granados P.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

A %d blogueros les gusta esto: